Posts etiquetados ‘Anecdotas’

¿hay algun manual para resucitar?

¿cómo se logra eso?

Cuando a Maradona, se le criticaba por su adicción, cuando se le golpeaba publicamente, por sus malas desiciones, lo más facíl era criticarlo.
Lo más facíl, era decir en que estaba mal, hacer leña del árbol caído, pero, como alguna vez le dijeron, ” tú, estuviste tan alto, estuviste en lo más alto, donde hacía un frío de su puta madre, y ahora, todos quieren venir y hablar de frío con vos.” Me parece que así es con la mayoría. Lo más facíl es hablar por hablar, criticar, juzgar, pero verse en las mismas circunstancias no es tan facíl, hacen falta verdaderos huevos, para aceptar y sobre todo salir.

En estos momentos, cuando nadie o mejor dicho, cuando la mayoría duda de ti, el reto, es demostrarlo. demostrar que no dependes de nada o nadie, y lo más importante, y la que debería ser la única razón para un cambio, demostrarte, a ti mismo, que en verda eres lo que presumes, y si fracasas, darte cuenta que sólo eres una mentira, un fanfarrón, y que como la mayoría presume de cosas que nunca más volvera a ser.

Es por eso, que ahora, lanzare el reto, sin testigos, sin hipocresías. solo para mi. Demostrarme que soy quien todos creen, a quien admiran o convertirme en un vil payaso.

Anuncios

Quiero cagar. Es tan horrible no tener un baño cerca, y sin embargo tu recuerdo es más terco que la caca. Más tarde iré al baño y listo, pero con tu recuerdo no puedo hacer lo mismo, no puedo ir  al baño y echarlo por el desagüe.

(Al fondo en una cantina suena Mujeres Divinas)

¿Y que pasaría? ¿Qué pasaría si en realidad puderia echar todo al olvido? Muchas cosas no tendrían sentido, seguramente acabaría mi inspiración. Dormiría toda la noche, no tendría ojeras. A lo mejor no tomaría tanto, el alcohol no tendría ese sabor y calidez tan especial. Cuando platicaran de sus mujeres, no tendría nada para contar, no encajaría.

¿Estaría mejor que ahora?

Tal vez, pero sin lo amargo, lo dulce no sería tan dulce.

Supongo que es un tipo de señal. Lo único que me caga (…y me cago) es que vine hasta aqui, lejos de todo y de todos, y aún así tu terco recuerdo me alcanzó. Me cago. Literal.

“Si a la cantina al final vienen a dar los suicidas
puede que sea profunda, más que la filosofía…”

Jaime López

En 1965 Dylan había cambiado al mundo, saco a la luz el álbum Highway 61 Revisited causando un big bang entre sus fervientes seguidores de ese Dylan pagano y protestante, a un nuevo Dylan que marcaba una nueva dirección, un Dylan eléctrico.

El disco incluye Like a Rolling Stone considerada la mejor y mas influyente canción de todos los tiempos,  Bruce Springsteen comentó la primera vez que escuchó la canción: “Con ese golpe de caja al principio de la canción sonaba como si alguien abriera de una patada la puerta de tu mente“. Era el martillazo de un juez que sentenciaba como debía de ser todo a partir de ese momento.

Un año más tarde salió Blonde on Blonde con un estilo único e inusitado, Dylan emprendió una gira por Europa y gran parte del mundo.

Al regresar a New York, Bob tenía una gran carga en sus hombros pues todo el mundo esperaba algo de él, sus representantes firmaban contratos sin previo aviso, tenía una gran cantidad de trabajo, del cual la mayoría ya había dado algún adelanto monetario, por ende tenía una enorme presión.

El 29 de julio de 1966, los frenos de su motocicleta se averiaron, cuando Dylan viajaba en una carretera rumbo a su hogar en Woodstock, New York, arrojándolo sobre el asfalto, la gravedad de sus heridas nunca fue revelado, pero Dylan diría después que se había fracturado varias vértebras cervicales.

Hace 3 semanas me sentí muy cerca de mis ídolos, pues recordé a Bob Dylan, mientras escuchaba Purple Rain de Prince, (que por cierto en la portada del disco aparece su majestad púrpura montado en una poderosa motocicleta) y estuve cerca de conocer a Elvis al estrellarme contra el auto de una señora (bastante sabrosa).

Dylan estuvo recluido cerca de 8 años antes de volver a hacer giras por el país, dándose así un respiro y liberándose de tanta presión, no sé cuanto cambio después del accidente, pero dicen que nunca volvió ser el mismo…

Después de mi pequeño accidente pensé en que tal vez  lo ultimo que puede a ver escuchado en mi vida, pudo a ver sido a Prince (Lo cual no es nada malo, es preferible a escuchar cualquier otra cosa)  pero, ¿que nos gustaría escuchar antes de morir? ¿que canción preferirían oír?

En fin, creo que en el rock siempre hay historias ligadas a los excesos, a las drogas, al alcochol, al sexo, al dinero, a los autos, y por supuesto, a las motocicletas.
Todas son adicciones, pues sentir el viento en el rostro, incitándote a seguir acelerando sin detenerte, mientras llevas retumbando en tu cabeza alguna canción, es un orgasmo. Sin embargo, a veces por la velocidad no logras evitar los baches del camino, ahora solo queda salir de el.

Esta semana ha sido bastante extraña, no me puedo concentrar en nada, ni en una platica, ni en una película, ni en dormir, por lo mismo no puedo encontrar la respuesta, ¿por qué estoy tan distraído?

Dicen que recordar momentos y cosas de la infancia te ayudan a despejarte, así que intentémoslo.

Empecemos con algo que recordé desde la mañana de ayer, mientras desayunaba mi cereal. Ahora quiero un Chewbacca, en figura de acción o en muñeco de peluche.

Cuando tenía cerca de 7 años y cuando Santoclós todavía me visitaba, era costumbre que por aquellas fechas pre navideñas, unas 2 0 3 semanas antes, mi mamá comenzare a preguntarme que le pediría a Santa, bueno, tengo que confesar que siempre fui muy afortunado y Santoclós siempre se porto bien chido conmigo y casi siempre satisfizo mis peticiones.

Hubo un año en el que mi carta incluía una clara petición, yo quería un Chubaca y lo quería con todas mis fuerzas. Y bueno, la mañana de Navidad era todo júbilo, pues yo por fin tenía en mis manos la grandiosa y genial figura de mi Chubby, con todo y su mortífera ballesta. Chubaca fue el rey, él era el manda más en todos mis juegos de guerra, siempre estaba al mando de todos los demás muñecos, de soldados y de mutantes, era el único que no estaba manchado de sangre. (Pues como siempre quería hacer realista las batallas, yo pintaba a los soldados y demás figuras con un esmalte de uñas que tenía mi mamá color rojo, para simular que habían sido heridos en la lucha)

En fin, en aquella época la casa en donde vivíamos, tenía un gran patio, en donde había una gran higuera, era genial pues había partes con lodo, piedras que simulaban montañas, arena que simulaban desiertos y un sin fin de escenarios. Un día, el mero mero de Chewbacca, fue sometido por las fuerzas oscuras y fue enterrado, junto a la gran higuera, sólo que por alguna razón que aún dudo, mi mamá me llamo con gran urgencia así que deje a todo el escuadrón afuera. Al día siguiente, pasando lista al pelotón, el único ausente fue Chuy. Nunca lo encontré, olvide en donde lo había enterrado y por miedo y pena de contarles a mis papas que no lo encontraba, decidí nunca contarles.

Es difícil explicar un “nosotros” y más aún cuando es el primer nosotros de mi vida: No solo es difícil, es extraño y especial. Raro.

No puedo describir lo especial que fue para Violetta, el conocer a Eric, pero si puedo imaginar lo crucial que fue para Eric haber encontrado a Violetta. Violetta que era una aprovechada, sin corazón, y tal vez sin alma.
Egoísta, oportunista, mentirosa, una Witch disfrazada de bicth, o como ella misma se describe, “una alimaña barata como vino en tetra-pak, y al mismo tiempo cara, como cualquier coatlicue traicionera“.

Sin embargo, aún siendo como es, se enamoro, claro, a su forma y estilo, obvio sin aceptarlo y mucho menos demostrarlo, pero así fue. Ocurrió.
imagínenla recorriendo el mall, mientras hacía cuentas en su cabeza, calculando cuanta ropa podía comprar con los cien mil dólares, pero no sola, de la mano de Superman, con su primer nosotros, dejando a un lado el ego. De aparador en aparador, con la adrenalina al limite, sabiendo que había violado quien sabe cuantas leyes federales y buscando la siguiente barda para saltarse.

Con cara de no rompo un plato, unos senos que crecían como milagros y el escote en su lugar, y la mirada en su objetivo, New York. Dándose su estrenón en un probador de ropa, con la encargada tocando la puerta, y con miles de dólares en el piso.

Todo, con una canción de fondo, The Passenger de Iggy Pop. Una canción que habla de la noche, de los placeres de la oscuridad, de viajar, de cabalgar sin rumbo, pero con un objetivo, no detenerse. Pero no va solo, va con alguien, alguien a quien le muestra las estrellas, el cielo, la ciudad, la noche que luce tan bien, para después decirle que todo eso esta creado para ellos dos, para nosotros.

En algún momento, en algún sueño, en algún delirio, imagine a una persona, un personaje, la protagonista y antagonista de mi historia, de la película de mi vida. Imagine como debía ser, actuar, hablar, obvio tenía que ser tan parecida a mi como para amarla y al mismo tiempo odiarla, con un ego aún mayor que el mio, que me convirtiera en Superman y al mismo tiempo ella fuera mi kryptonita. Violetta estaba en mi mente, estaba en la novela, estaba en mis sueños, hasta que un día, …la encontré en mi vida.

Es como si Gustave Flaubert hubiera tenido un affair con Emma Bovary, como la Joan Baez de Dylan, La Priscilla de Elvis, como Bonnie y Clyde, como Rick Blaine e Ilsa Lund en Casablanca, como Leonard y Virginia Woolf, mejor dicho, Como Luisa Lane y Clark Kent.

Y en el fondo de la acción, de las mentiras, de los besos, de caricias, miradas, mordidas, lagrimas, gritos, poemas, mensajes, sueños, desvelos, infidelidades, abrazos, cerdos, canciones, regalos, promesas, en la búsqueda del Corvette amarillo, en la lucha de egos. Sólo puede haber una canción para esa escena, mientras cerramos nuestros ojos y arrojamos los dados, casi con ganas de que todo se lo lleve el diablo.

The Passenger

I am the passenger
And I ride and I ride
I ride through the city’s backsides
I see the stars come out of the sky
Yeah, the bright and hollow sky
You know it looks so good tonight

I am the passenger
I stay under glass
I look through my window so bright
I see the stars come out tonight
I see the bright and hollow sky
Over the city’s ripped backsides
And everything looks good tonight

Singing la la la la la..
lala la la, la la la la.. lala la la

Get into the car
We’ll be the passenger
We’ll ride through the city tonight
We’ll see the city’s ripped backsides
We’ll see the bright and hollow sky
We’ll see the stars that shine so bright
Stars made for us tonight

Oh, the passenger
How, how he rides
Oh, the passenger
He rides and he rides
He looks through his window
What does he see?
He sees the sign and hollow sky
He sees the stars come out tonight
He sees the city’s ripped backsides
He sees the winding ocean drive
And everything was made for you and me
All of it was made for you and me
‘Cause it just belongs to you and me
So let’s take a ride and see what’s mine

Singing la la la la.. lala la la
la la la la.. lala la la

Oh the passenger
He rides and he rides
He sees things from under glass
He looks through his window side
He sees the things that he knows are his
He sees the bright and hollow sky
He sees the city sleep at night
He sees the stars are out tonight
And all of it is yours and mine
And all of it is yours and mine
So let’s ride and ride and ride and ride

Oh, oh, Singing la la la la lalalala….

“La gente se enamora y no vomita, por eso se envenena”
Violetta R. Schmidt