Posts etiquetados ‘amor’

Un círculo vicioso no es aquel círculo que fuma, no. Es una serie de acciones y adicciones que te llevan a otra y a otra y a otra una peor que la anterior y que terminan y empiezan con lo mismo.

Recién que entre a la escuela estaba mega aburrido, no había nada que me llamara la atención a excepción de dos o tres chicas guapetonas de otras carreras, sin embargo, un día al final del pasillo encontré al amor de mi vida.

No estaba buscándola, ni siquiera sabía que ella estaba ahí, fue una grata sorpresa que cambio mi estancia en la escuela. Fue día súper caluroso, el día de las materias más aburridas y estresantes, yo caminaba hacía el pasillo y fue cuando la encontré, ahí estaba, alta, robusta, y con ese tesoro lleno de magia por dentro.

Desde ese día es mi vicio, es una necesidad, me vuelvo loco si no voy con ella, he soñado con ese sonido celestial del plomp cuando la deliciosa y fría lata cae. Ese ritual de introducir las monedas y recibir a cambio 200 ml de gloria líquida.

Pero, ahora ha surgido una gran duda en lo más oscuro de mi ser, estoy muy confundido pues no sé cual es mi adicción, la deliciosa y refrescante lata con esa temperatura perfecta, el sabor perfecto, y en la cantidad apropiada, o el gran ritual a la deidad de metal, madre de todas las maquinas despachadoras habidas y por haber, madre de las maquinas de café y creadora de las maquinas chicleras y  de dulces, La Maquina Expendedora de Refrescos. Ese ritual de sacrificar unas cuantas piezas de metal en su boca vertical, y tener el privilegio de escoger entre su variedad, apretar el botón y escuchar como algo en sus entrañas conspira para saciar  ansias y encías, y culminar cual orgasmo, con ese gemido, ese sonido de la lata cayendo, “plomp”. Es incomparable.

Hoy, me siento frustrado  y consternado, pues hoy la maquina me dijo con sus ojos de leds rojos, que el producto estaba agotado. Desde lo más profundo de mi corazón espero se recupere pronto o mi mundo se comenzara a desmoronar día a día.


Es difícil explicar un “nosotros” y más aún cuando es el primer nosotros de mi vida: No solo es difícil, es extraño y especial. Raro.

No puedo describir lo especial que fue para Violetta, el conocer a Eric, pero si puedo imaginar lo crucial que fue para Eric haber encontrado a Violetta. Violetta que era una aprovechada, sin corazón, y tal vez sin alma.
Egoísta, oportunista, mentirosa, una Witch disfrazada de bicth, o como ella misma se describe, “una alimaña barata como vino en tetra-pak, y al mismo tiempo cara, como cualquier coatlicue traicionera“.

Sin embargo, aún siendo como es, se enamoro, claro, a su forma y estilo, obvio sin aceptarlo y mucho menos demostrarlo, pero así fue. Ocurrió.
imagínenla recorriendo el mall, mientras hacía cuentas en su cabeza, calculando cuanta ropa podía comprar con los cien mil dólares, pero no sola, de la mano de Superman, con su primer nosotros, dejando a un lado el ego. De aparador en aparador, con la adrenalina al limite, sabiendo que había violado quien sabe cuantas leyes federales y buscando la siguiente barda para saltarse.

Con cara de no rompo un plato, unos senos que crecían como milagros y el escote en su lugar, y la mirada en su objetivo, New York. Dándose su estrenón en un probador de ropa, con la encargada tocando la puerta, y con miles de dólares en el piso.

Todo, con una canción de fondo, The Passenger de Iggy Pop. Una canción que habla de la noche, de los placeres de la oscuridad, de viajar, de cabalgar sin rumbo, pero con un objetivo, no detenerse. Pero no va solo, va con alguien, alguien a quien le muestra las estrellas, el cielo, la ciudad, la noche que luce tan bien, para después decirle que todo eso esta creado para ellos dos, para nosotros.

En algún momento, en algún sueño, en algún delirio, imagine a una persona, un personaje, la protagonista y antagonista de mi historia, de la película de mi vida. Imagine como debía ser, actuar, hablar, obvio tenía que ser tan parecida a mi como para amarla y al mismo tiempo odiarla, con un ego aún mayor que el mio, que me convirtiera en Superman y al mismo tiempo ella fuera mi kryptonita. Violetta estaba en mi mente, estaba en la novela, estaba en mis sueños, hasta que un día, …la encontré en mi vida.

Es como si Gustave Flaubert hubiera tenido un affair con Emma Bovary, como la Joan Baez de Dylan, La Priscilla de Elvis, como Bonnie y Clyde, como Rick Blaine e Ilsa Lund en Casablanca, como Leonard y Virginia Woolf, mejor dicho, Como Luisa Lane y Clark Kent.

Y en el fondo de la acción, de las mentiras, de los besos, de caricias, miradas, mordidas, lagrimas, gritos, poemas, mensajes, sueños, desvelos, infidelidades, abrazos, cerdos, canciones, regalos, promesas, en la búsqueda del Corvette amarillo, en la lucha de egos. Sólo puede haber una canción para esa escena, mientras cerramos nuestros ojos y arrojamos los dados, casi con ganas de que todo se lo lleve el diablo.

The Passenger

I am the passenger
And I ride and I ride
I ride through the city’s backsides
I see the stars come out of the sky
Yeah, the bright and hollow sky
You know it looks so good tonight

I am the passenger
I stay under glass
I look through my window so bright
I see the stars come out tonight
I see the bright and hollow sky
Over the city’s ripped backsides
And everything looks good tonight

Singing la la la la la..
lala la la, la la la la.. lala la la

Get into the car
We’ll be the passenger
We’ll ride through the city tonight
We’ll see the city’s ripped backsides
We’ll see the bright and hollow sky
We’ll see the stars that shine so bright
Stars made for us tonight

Oh, the passenger
How, how he rides
Oh, the passenger
He rides and he rides
He looks through his window
What does he see?
He sees the sign and hollow sky
He sees the stars come out tonight
He sees the city’s ripped backsides
He sees the winding ocean drive
And everything was made for you and me
All of it was made for you and me
‘Cause it just belongs to you and me
So let’s take a ride and see what’s mine

Singing la la la la.. lala la la
la la la la.. lala la la

Oh the passenger
He rides and he rides
He sees things from under glass
He looks through his window side
He sees the things that he knows are his
He sees the bright and hollow sky
He sees the city sleep at night
He sees the stars are out tonight
And all of it is yours and mine
And all of it is yours and mine
So let’s ride and ride and ride and ride

Oh, oh, Singing la la la la lalalala….

“La gente se enamora y no vomita, por eso se envenena”
Violetta R. Schmidt

 

Amo a Scarlett Johansson.

 

 

“El amor y el enamoramiento son dos cosas muy distintas. De hecho, son opuestos. El amor es la ausencia de ego, mientras que el enamoramiento es un viaje de ego desmedido. Si uno está enamorado de alguien, lo que ve en ese alguien es un reflejo de sí mismo. De sus gustos y de sus anhelos. De lo que le gustaría ser, del paraíso que perdió en la infancia. Entonces, es absolutamente incorrecto que un enamorado le diga ‘te amo’ al objeto de su enamoramiento. Hasta podría afirmarse que no tiene derecho a decirlo sino hasta que el enamoramiento –que, por otro lado, no dura más de un año- se haya terminado. Entonces, y sólo entonces, se puede decir ‘te amo’”…

 Fragmento de Los hermosos gitanos (No sea payaso, doctor)”   de Sergio Zurita.

 

 

La historia trata la relación entre un psiquiatra, una bailarina de performance, un comediante que tiene la capacidad de curar a los enfermos con el simple echo de hacerlos reir y Las Señoritas de Avignon.

 

Esta obra, fue puesta en escena en el teatro Helénico, con las actuaciones de Joaquin Cosio, Mario Oliver y Katia Tirado(FOTO).

 

Les dejo el link, para que puedan leer la obra.