Un tope en el ánimo.

Publicado: 7 abril 2010 en Celebrity's, Ludoteca Cerebral, Maraña Visceral, Uncategorized
Etiquetas:, , , , , ,

En 1965 Dylan había cambiado al mundo, saco a la luz el álbum Highway 61 Revisited causando un big bang entre sus fervientes seguidores de ese Dylan pagano y protestante, a un nuevo Dylan que marcaba una nueva dirección, un Dylan eléctrico.

El disco incluye Like a Rolling Stone considerada la mejor y mas influyente canción de todos los tiempos,  Bruce Springsteen comentó la primera vez que escuchó la canción: “Con ese golpe de caja al principio de la canción sonaba como si alguien abriera de una patada la puerta de tu mente“. Era el martillazo de un juez que sentenciaba como debía de ser todo a partir de ese momento.

Un año más tarde salió Blonde on Blonde con un estilo único e inusitado, Dylan emprendió una gira por Europa y gran parte del mundo.

Al regresar a New York, Bob tenía una gran carga en sus hombros pues todo el mundo esperaba algo de él, sus representantes firmaban contratos sin previo aviso, tenía una gran cantidad de trabajo, del cual la mayoría ya había dado algún adelanto monetario, por ende tenía una enorme presión.

El 29 de julio de 1966, los frenos de su motocicleta se averiaron, cuando Dylan viajaba en una carretera rumbo a su hogar en Woodstock, New York, arrojándolo sobre el asfalto, la gravedad de sus heridas nunca fue revelado, pero Dylan diría después que se había fracturado varias vértebras cervicales.

Hace 3 semanas me sentí muy cerca de mis ídolos, pues recordé a Bob Dylan, mientras escuchaba Purple Rain de Prince, (que por cierto en la portada del disco aparece su majestad púrpura montado en una poderosa motocicleta) y estuve cerca de conocer a Elvis al estrellarme contra el auto de una señora (bastante sabrosa).

Dylan estuvo recluido cerca de 8 años antes de volver a hacer giras por el país, dándose así un respiro y liberándose de tanta presión, no sé cuanto cambio después del accidente, pero dicen que nunca volvió ser el mismo…

Después de mi pequeño accidente pensé en que tal vez  lo ultimo que puede a ver escuchado en mi vida, pudo a ver sido a Prince (Lo cual no es nada malo, es preferible a escuchar cualquier otra cosa)  pero, ¿que nos gustaría escuchar antes de morir? ¿que canción preferirían oír?

En fin, creo que en el rock siempre hay historias ligadas a los excesos, a las drogas, al alcochol, al sexo, al dinero, a los autos, y por supuesto, a las motocicletas.
Todas son adicciones, pues sentir el viento en el rostro, incitándote a seguir acelerando sin detenerte, mientras llevas retumbando en tu cabeza alguna canción, es un orgasmo. Sin embargo, a veces por la velocidad no logras evitar los baches del camino, ahora solo queda salir de el.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s