Archivos para diciembre, 2009

Must Be Santa – Bob Dylan

Es difícil explicar un “nosotros” y más aún cuando es el primer nosotros de mi vida: No solo es difícil, es extraño y especial. Raro.

No puedo describir lo especial que fue para Violetta, el conocer a Eric, pero si puedo imaginar lo crucial que fue para Eric haber encontrado a Violetta. Violetta que era una aprovechada, sin corazón, y tal vez sin alma.
Egoísta, oportunista, mentirosa, una Witch disfrazada de bicth, o como ella misma se describe, “una alimaña barata como vino en tetra-pak, y al mismo tiempo cara, como cualquier coatlicue traicionera“.

Sin embargo, aún siendo como es, se enamoro, claro, a su forma y estilo, obvio sin aceptarlo y mucho menos demostrarlo, pero así fue. Ocurrió.
imagínenla recorriendo el mall, mientras hacía cuentas en su cabeza, calculando cuanta ropa podía comprar con los cien mil dólares, pero no sola, de la mano de Superman, con su primer nosotros, dejando a un lado el ego. De aparador en aparador, con la adrenalina al limite, sabiendo que había violado quien sabe cuantas leyes federales y buscando la siguiente barda para saltarse.

Con cara de no rompo un plato, unos senos que crecían como milagros y el escote en su lugar, y la mirada en su objetivo, New York. Dándose su estrenón en un probador de ropa, con la encargada tocando la puerta, y con miles de dólares en el piso.

Todo, con una canción de fondo, The Passenger de Iggy Pop. Una canción que habla de la noche, de los placeres de la oscuridad, de viajar, de cabalgar sin rumbo, pero con un objetivo, no detenerse. Pero no va solo, va con alguien, alguien a quien le muestra las estrellas, el cielo, la ciudad, la noche que luce tan bien, para después decirle que todo eso esta creado para ellos dos, para nosotros.

En algún momento, en algún sueño, en algún delirio, imagine a una persona, un personaje, la protagonista y antagonista de mi historia, de la película de mi vida. Imagine como debía ser, actuar, hablar, obvio tenía que ser tan parecida a mi como para amarla y al mismo tiempo odiarla, con un ego aún mayor que el mio, que me convirtiera en Superman y al mismo tiempo ella fuera mi kryptonita. Violetta estaba en mi mente, estaba en la novela, estaba en mis sueños, hasta que un día, …la encontré en mi vida.

Es como si Gustave Flaubert hubiera tenido un affair con Emma Bovary, como la Joan Baez de Dylan, La Priscilla de Elvis, como Bonnie y Clyde, como Rick Blaine e Ilsa Lund en Casablanca, como Leonard y Virginia Woolf, mejor dicho, Como Luisa Lane y Clark Kent.

Y en el fondo de la acción, de las mentiras, de los besos, de caricias, miradas, mordidas, lagrimas, gritos, poemas, mensajes, sueños, desvelos, infidelidades, abrazos, cerdos, canciones, regalos, promesas, en la búsqueda del Corvette amarillo, en la lucha de egos. Sólo puede haber una canción para esa escena, mientras cerramos nuestros ojos y arrojamos los dados, casi con ganas de que todo se lo lleve el diablo.

The Passenger

I am the passenger
And I ride and I ride
I ride through the city’s backsides
I see the stars come out of the sky
Yeah, the bright and hollow sky
You know it looks so good tonight

I am the passenger
I stay under glass
I look through my window so bright
I see the stars come out tonight
I see the bright and hollow sky
Over the city’s ripped backsides
And everything looks good tonight

Singing la la la la la..
lala la la, la la la la.. lala la la

Get into the car
We’ll be the passenger
We’ll ride through the city tonight
We’ll see the city’s ripped backsides
We’ll see the bright and hollow sky
We’ll see the stars that shine so bright
Stars made for us tonight

Oh, the passenger
How, how he rides
Oh, the passenger
He rides and he rides
He looks through his window
What does he see?
He sees the sign and hollow sky
He sees the stars come out tonight
He sees the city’s ripped backsides
He sees the winding ocean drive
And everything was made for you and me
All of it was made for you and me
‘Cause it just belongs to you and me
So let’s take a ride and see what’s mine

Singing la la la la.. lala la la
la la la la.. lala la la

Oh the passenger
He rides and he rides
He sees things from under glass
He looks through his window side
He sees the things that he knows are his
He sees the bright and hollow sky
He sees the city sleep at night
He sees the stars are out tonight
And all of it is yours and mine
And all of it is yours and mine
So let’s ride and ride and ride and ride

Oh, oh, Singing la la la la lalalala….

“La gente se enamora y no vomita, por eso se envenena”
Violetta R. Schmidt

 

¡Mickey Rourke!
¡¡Scarlett Johansson!!
¡¡¡Tony Stark!!!

¿Qué más se puede pedir?

Estoy más que emocionado y ansioso por ver Iron Man 2, en la que Mickey Rourke sera “Whiplash” el villano de la película,  en donde también aparecerá la chica de mis sueños, Scarlett Johansson, otra vez incluiran a AC-DC en el soundtrack y por si fuera poco, War Machine, Yeah!

Meldición.

Publicado: 18 diciembre 2009 en Maraña Visceral
Etiquetas:

Melancolía
Melanina
Melcocha
Melena
Melodía
Melodrama
Melón
Meloso
¡Meldición!

En esta semana la lista de canciones a estado un poco variadona, pero sin duda todas las canciones son geniales, obras de grandes compositores y empezaremos con:

  • Distante instante – Rodrigo González
  • El hombre de Wall Street – Jaime López
  • There is a light that never goes out – The Smiths
  • Drive all night – Bruce Springsteen
  • Christmas island – Bob Dylan

Pero el premio a la mejor canción esta semana es para…
Y sin embargo de Joaquín Sabina

Y sin embargo

De sobras sabes que eres la primera,
que no miento si juro que daría
por ti la vida entera,
por ti la vida entera;
y, sin embargo, un rato, cada día,
ya ves, te engañaría
con cualquiera,
te cambiaría por cualquiera.

Ni tan arrepentido ni encantado
de haberme conocido, lo confieso.
Tú que tanto has besado
tú que me has enseñado,
sabes mejor que yo que hasta los huesos
sólo calan los besos
que no has dado,
los labios del pecado.

Porque una casa sin ti es una emboscada,
el pasillo de un tren de madrugada,
un laberinto
sin luz ni vino tinto,
un velo de alquitrán en la mirada.

Y me envenenan los besos que voy dando
y, sin embargo, cuando
duermo sin ti contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado,
y si te vas me voy por los tejados
como un gato sin dueño
perdido en el pañuelo de amargura
que empaña sin mancharla tu hermosura.

No debería contarlo y, sin embargo,
cuando pido la llave de un hotel
y a media noche encargo
un buen champán francés
y cena con velitas para dos,
siempre es con otra, amor,
nunca contigo,
bien sabes lo que digo.

Porque una casa sin ti es una oficina,
un teléfono ardiendo en la cabina,
una palmera
en el museo de cera,
un éxodo de oscuras golondrinas.

Y cuando vuelves hay fiesta
en la cocina
y bailes sin orquesta
y ramos de rosas con espinas,
pero dos no es igual que uno más uno
y el lunes al café del desayuno
vuelve la guerra fría
y al cielo de tu boca el purgatorio
y al dormitorio
el pan de cada día.

Esto ocurrio hoy, y debe de quedar para la posteridad.
Estabamos preparando las reservas para las posadas. Que un ron, que un vodka, que mejor dos, y bueno, salí como Santoclós con una mega maletota, en mi vida había llevado tanto alcohol sobre mí, pensé en que podría ser una buena carnada para una banda de drogadictos, pues en verdad esta muy bueno el botín.
Pero lo peor fue cuando camino a mi casa, a la orilla de la carretera estaba un grupo de policias que estaba realizando operativo. Obligaron al chofer de la combi a orillarse, e invitaron a los pasajeros a que bajaran para poder revisarlos.
En verdad pensé que por cualquier razón, minimo, me decomisaban mi tesoro, y no me quedo más que en tono de broma decirle al policia que yo venía bien surtido. Sin gracia y sin prestarse al cotorreo dijo que no importaba y me dijo que podía volver al vehiculo. ¡Fiuuuf!

Versión del tema “Tres metros bajo tierra” de la espectacular Cecilia Toussaint, con la participación del creador, Jaime López.

Simplemente una joya.

La nueva película de Disney, basada en el cuento de la princesa que tiene que besar al sapo para que se convierta en su príncipe azul, es reversionada en esta ocasión.
En primera la princesa, no es princesa, Tiana es una mesera que sueña con algún día cumplir el sueño de su padre de poner un restaurante, que además cuenta con la principal característica que es negra (morenita, pues).
El príncipe Naveen quien es convertido en sapo por el maléfico hombre sombra, tendrá más que besar a Tiana para lograr volver a convertirse en humano. Naveen es chido, creo que es el único príncipe de Disney que me cae bien, es dicharachero, bailador y encantador.

Toda la trama esta ubicada en Nueva Orleans, cuna del Jazz y de gran influencia de, y en el Blues. Debido a ello, la película es constantemente envuelta en escenas musicales, la mayoría de los personajes canta, y todo es carnaval. La musicalización estuvo a cargo de Randy Newman, quien casi cada año esta nominado a un Oscar.

Y bueno, con su talento compositivo y el gran conocimiento en la importancia cultural de Nueva Orleans, en la escena musical, el encargado de la traducción y adaptación de todas las canciones fue Jaime López, quien también colabora con un pequeño personaje, al doblar la voz del cocinero en el restaurant donde trabaja Tiana.

La princesa y el sapo, esta buena y cursi, pero sin duda es relevante pues rompe con varios estereotipos, incluyendo un paseo por el Mississippi y todo al ritmo del Jazz y del Zydeco. Yeah!