Por más tonto que parezca, siempre hay niños que reprueban en tercero de primaria. Generalmente por que son idiotas, tontos, lerdos y que vienen de familias disfuncionales, en donde papá es un borracho y golpea a mamá.

Hubo una vez en que uno de esos niños, me odiaba. No había día en que no llegara a la escuela, y que el no comenzara a insultarme.

Cosa que a mi no me importaba, me venían guangos sus insultos. Y eso le molestaba aun más, yo siempre le regresaba los insultos el doble de ofensivos. Así que poco a poco los demás niños se fueron hartando de él y de sus maldita envidia hacia mi.

En aquellos días tenia muchos amigos, a la mayoría de los niños les caía bien, y a las niñas más. Lo que aumentaba el odio en el corazón de aquel niño, pues yo acababa de llegar a esa escuela en ese año, y de alguna forma el sentía que ese era su territorio.

El colmo,  llego cuando al siguiente año, en el inicio del ciclo escolar, después de la ceremonia justo al terminar las efemérides, presentaron a una nueva maestra que comenzaría a dar clases ese año. Pero la maestra no llegaba sola, venia acompañada de su hija, que por cuestiones obvias, cursaría el sexto grado de primaria en esa escuela.

Era la primaria, éramos unos niños, y aun así, se notaba que aquella niña en algunos años iba a tener una enorme cola, (o fila, como sea) de pretendientes.

El primero en echarle el ojo, fue mi archí enemigo, que para colmo, era un estupido, así que el nunca le hubiera dicho algo. Debo reconocer, que por ser la novedad, me intereso, y un día, le pedí que fuera mi novia, claro, de los nervios termine compartiendo accidentalmente mi helado de limón contra su falda. ¿Ya mencione que el me odiaba demasiado?

Fue la gota que derramo el vaso, le acaba de robar al amor de su vida, y era un buen pretexto, para golpearme. En este punto del relato, cabe destacar que él, era mucho mayor, tenia cómo 15 años (ok, no tanto pero si era mayor) y era un reverendo idiota, había reprobado no se cuantos años, y aun no terminaba la primaria. Y no solo era el, tenia un primo que también había reprobado un año: La idiotez era de familia.

Así que un buen día, los dos decidieron tomar cartas en el asunto e ir y agredir al pobre de mi, recuerdo que nosotros jugábamos canicas, cuando llegaron en su actitud de gandules amateur, inmediatamente su primo me sujetó por la espalda, el tipo comenzó a reclamarme cosas que en su muy, muy pequeño mundo, según él, yo había arruinado. La mayoría de mis amigos en ese momento se fueron a otro lado, sólo los más curiosos se quedaron en espera de ver mole, el más valiente se acerco para decirles que no fueran montoneros, y hasta ahí, por que luego el también se aparto en espera de que me golpearan.

Ese día, entendí varias cosas, las diferencias entre un compañero y un amigo, aprendí que lo importante era ser valiente, aunque te estuviera cargando la chingada, y que hay momentos que te acompañaran para siempre.

En ese momento, sólo una persona se acerco, para empujar a aquel tipo y decirle que me dejara en paz, que el no tenia por que reclamarme esas cosas y mucho menos el que yo anduviera con esa niña, pues el no era nadie. En ese momento, ese niño le soltó todas sus verdades en menos de 1 minuto, claro, eso le valió, que el puñetazo que llevaba mi nombre y que contenía tanto odio, de tanto tiempo, no me lo dieran a mi, sino a el.

Ese valiente (baboso) niño no era mayor, no era muy fuerte, no era muy grande, un poco gordito tal vez, y aun así, sabiendo que tal vez nos partirían el hocico a los dos, se metió a defenderme, sin duda, él era más que un compañero, el demostró que era mi amigo, y que no importaba que aquellos gañanes fueran mayores, éramos dos y así los enfrentaríamos.

El saldo; un labio reventado, el desahogo de mi archí enemigo, y una amistad que hasta la fecha, perdura, dura.

Siéntate y lee, le diría yo, por que así somos, ¿verdad Olivares?

Un abrazo amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s