El Manicomio General de La Castañeda fue instituido en el año de 1910 con la doble función de hospital y asilo para la atención psiquiátrica de enfermos mentales de ambos sexos, de cualquier edad, nacionalidad y religión.

Las autoridades definieron la locura como una enfermedad que distorsionaba el funcionamiento de la mente, quienes la padecían manifestaban incoherencia en el lenguaje y desequilibrio humoral expresado en los desórdenes físicos del cuerpo.

La discriminación que pesaban sobre las que hubieran sido catalogadas como prostitutas y además como enfermas mentales, la debilidad provocada por los fármacos que se administraban, el poco deseo de buscar ayuda profesional, la controversia constante a propósito de la efectividad del personal médico, la negación de los derechos y de los pacientes contribuyeron a empeorar la salud de las pacientes. Debido a las pésimas condiciones en que se encontraban las internas en La Castañeda, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz decidió, en 1968.

servicios41 años después, aún se pueden escuchar los gritos de aquellas enfermas, dementes, y locas.

A 20 años del surgimiento de “La Casta”  se puede notar los dejos de locura y sin control.

La noche de anoche, La Casta ofreció un recital de la mayoría de sus éxitos, el escenario era demasiado pequeño como para ofrecer un performance de los que ellos acostumbran, sin embargo, eso no impidió que envolvieran el lugar en un ambiente de calidez sin frenesí.

Oswaldo de León (guitarra) y Omar de León (teclados) miembros fundadores, aun conservan ese look, sacado de la mismísima Castañeda,  Salvador Moreno (voz)  continúa ofreciendo un buen espectáculo al interpretar aquellas canciones que se han vuelto leyendas a través de los años.

La noche estuvo genial, tanto, que se podía apreciar cómo la mismísima Norma, bajo del escenario, para invadir a todos con su fiebre. Ok, sólo a mi, y es que Norma, tenia un enorme trasero, y estaba justo delante de mi. Su cabello desprendía un aroma enigmático y envolvente que durante toda la noche me puso bajo trance, la mejor parte fue cuando al terminar Cenit, Un pezón juguetón se asomo en el escote de su blusa, no podía haber mejor final que ese.

La noche se complemento cuando la Casta, cerró con “Noches de tu piel” y la ultima, “Transfusión”, confirmando que siguen siendo un grupo que propone, que tiene calidad y que trasciende en las generaciones. Así se cerró con broche de oro, una noche que estuvo llena de locura, cómo en aquellas noches de la Castañeda, en que las reclusas gritaban los nombres de sus amantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s